jueves, 20 de junio de 2019

[Reseña] Lulú dice basta.

                                             

Hace unos días, tuve la fortuna (y suerte también) de conseguir una edición ebook de este libro, estaba emocionada porque lo había escuchado un par de veces, pero nunca me había dado el tiempo de buscarlo, de leer de qué se trata, y menos leer alguna reseña. Pero por cosas del destino, llegó a mi, lo "hojié" un poco, y pensé de inmediato "okey, lo leeré junto a la leo, y daré la opinión de ambas".

Cabe señalar que a Leo le encanta que le lea (hahaha, juego de palabras), pero nos leímos el libro en dos días, 30 páginas por día, y ella, siempre atenta, de repente me tenía que detener por alguna acotación que ella hacía, y siempre, buscando el área lúdica de la lectura, gesticulando, haciendo las voces, etc.

"Lulú dice basta", es un libro tanto infantil como juvenil que trata el tema del bullying escolar, el cómo de una red social se puede hacer tanto daño, deja en claro también el rol de los padres en la crianza, en hacerlo con afecto, respeto, escuchando al otro y aconsejando que sean buenas personas para con lo demás. También deja en claro el rol importante que tiene el docente dentro del cuidado de los niñes, y el fomentar a que ellos sean, como se mencionó antes, mejores personas. En cuanto al bullyng trata temas como, el clasismo y el racismo.

Resultado de imagen para comprar lulu dice basta chile


June García y Josefa Araos, son estudiantes de la Universidad de Chile, feministas e influencers. En sus canales hablan del patriarcado, de moda y de sus vidas cotidianas. En 2017 publicaron su primer libro, Tan linda y tan solita y en 2018 Lulú quiere ser presidentaLulú dice basta es su más reciente publicación.

- información obtenida de megustaleer.cl


Ficha técnica:
  •  Título: Lulú dice basta
  • Autoras: June García y Josefa Araos
  • Sello: Alfaguara Infantil & Juvenil
  • N° de págs.: 104

Opinión:
Como mamá, me gustó, sabe cómo llamar la atención, hay momentos en los que te mantiene alerta en cómo se van a ir desarrollando las situaciones, y cómo es que Lulú conseguirá disculparse. Tiene un lenguaje entendible para los niñes, cercano, además habla de cosas que también conocen, y no suelen preguntar “¿pero qué es eso?, ¿qué significa x palabra?” lo que también ayuda a que sea más fluido, y claro, como el objetivo es dar a conocer situaciones de bullying, demostrar que no está bien y la mejor manera de solucionarlo, no se espera que se amplíe el vocabulario, sino que reciban a través de un libro divertido, la enseñanza de valores.
Por otra parte, Leito me comentó que le pareció muy bueno, ya que el final es alegre y los padres de Lulú la animaron cuando estuvo mal; lo recomienda porque es súper bueno, enseña “cosas no malas”, y se lo entregaría a los niños que molestan a otros para acabar con el bullying.
Para poder descargarlo o comprarlo, haz click aquí.

miércoles, 15 de mayo de 2019

Desmotivaciones en la crianza.

Creo que alguna publicación de este tipo no he hecho, pero, ha llegado el momento.

Con mi hija siempre hablo, somos muy cercanas, y cuando hay algo que no me quiere comentar porque quizás sabe que no me gusta, intento guiar la conversación a la confianza, o sea, le digo que no me enojaré, que si me molesto intentaré decirle mi punto de vista y mis argumentos, y así ella accede, y vamos... que las cosas son tipo “canto esta canción a veces, pero sé que no te gusta, lo siento”, por lo tanto, cosas terribles no son. Y bueno, en una conversación ella me comenta que hay una niña que le levanta el dedo de en medio, que no la deja jugar, y que ella es amiga de otros niños que se dedican a molestar al resto, o sea, bullys.

Pero, dentro de esto que es muy malo, ella me contó que este grupito molesta a otro niño, que le cuestan un poco más las cosas, y mi hija se mete en medio para defenderlo, ella me comentaba que la empujaban que le decían que ella no existía, en fin, puras cosas para hacerla sentir mal; pero ella se mantiene firme en proteger a los más débiles.

Y aparte también me comentó otras cosas, como que ella siempre saludaba a las y los profesores cuando llegaban a la sala, y muchos le agradecían porque no todos saludan, que tiene aparte igual muchos amigos, porque a ella no le gusta ser delicada, que es de las que mantiene silencio y le molesta que hagan ruido sus compañeros cuando están en clases porque no se puede concentrar… o sea, para mi es perfecta.

Pero me enoja muchísimo que todo lo bueno que lo puede estar pasando en su nuevo colegio, se opaque por niños y niñas que la molestan, que le tienen sobre nombres, que la empujan, que la insultan, entonces aquí nace mi desanimo, ¿para qué esforzarme tanto en criar con valores, con moral, con amor y respeto hacia ella y el prójimo… si el prójimo la trata como la mierda?, yo creo que cualquiera se desanimaría.

Aunque quizás, habría que buscar otros métodos… primero le dije a mi hija que les respondiera, con palabras claro, que a ella no le afecta, que pierden su tiempo, que a la niñita se le va a caer el dedo si sigue usándolo tanto para cosas malas; por otra parte la motivé a seguir defendiendo a los demás, que siempre hay que luchar por los principios; y finalmente, ahora le estoy buscando una escuela de karate para que se pueda defender.

Moraleja:
  • Incitar a nuestros niños y a nuestras niñas a ser valientes, a ser fuertes y luchar por un bienestar social.
  • Criar a nuestros hijos en base al amor, al respeto, al cuidado, a la protección.
  • Darles amor, darles sus tiempos, guiarlos en cuanto a tener una estabilidad e inteligencia emocional.
  • Respetarlos, hablarles, escucharlos y aconsejarlos.


PD: no dejen que sus hijos sean bullys, construyamos entre todos una sociedad mejor, y ellos son la clave.

Cada actividad que realices con tu hija/o, tiene que ser enriquecedora en su relación.


viernes, 10 de mayo de 2019

Primera charla de La Rebelión Del Cuerpo.

Durante mucho tiempo, que he tenido muchas ganas de poder participar en algo de esta fundación, pero claro, no se había dado la posibilidad, ya que generalmente los encuentros más cercanos eran en Santiago, y eso igual implica un costo mucho mayor para poder ir.

Dado que esta vez era mucho más cerca, opté por ir, además que me serviría para ponerme en contacto con la coordinadora y necesito tenerla entre mis contactos. Y obvio, fui con mi hija, supongo que eso era de esperarse.

Se comenzó por presentar un vídeo en donde se decían frases típicas entre mujeres para denigrarnos entre nosotras. Luego continuó Karen, quién habló “espejito, espejito”, el cuál básicamente habla de la importancia en la sociedad la imagen de cada una, basándose en una vivencia personal para poder dar cuenta de esto, invitándonos a que el espejito, espejito, seamos nosotras mismas, que seamos capaces de reconocer nuestros elementos positivos.



Para dar pasó a la siguiente expositora, salió Lilian a comentar sobre la gran experiencia que hizo que su autoestima se desmoronara,  que fue debido al comentario de un pololo de aquellos años, y su pareja de ahora la motivó a salir de ahí, y su gran fuerza, fue el querer compartir más momentos para disfrutar con su hijo pequeño.

La segunda expositora es Verónica, quien preparó una presentación basada en su historia, que creció en los 70’. En primera instancia nos mostró su familia, y siguiente a esto nos comentó sus mandatos durante su crecimiento, el primero “las niñas no tienen pelo”, y comenzó a depilarse, luego “conozco el blondor y el agua oxigenada”, o sea, aclarar los pelos en vez de depilarlos, después “descubro la cera de depilación”, las niñas no pueden tener pelos en la piel, y claro, una se somete a lo que sea, ¿no?; en la primera rebelión “fuera el blondor, fuera el sostén”, se atreve a decolorar sólo en verano las piernas, pero, después llega “el arte de ocultar”, debido al contexto social, prefiere simplemente ocular durante todos sus años de carrera, continuamente “empiezo a elegir”, donde ya en su primer trabajo, haciendo lo que le gusta, se atreve a usar minifalda, y llegamos a “una revista para mujeres, pero no para todas las mujeres”, al necesitar un trabajo permanente, entra a una revista donde las publicaciones de la misma son las típicas que una lee, donde te denigran en vez de empoderarte como pretenden hacerlo, y llegamos a “mi rebelión” donde ella hace lo que quiere. Y su mensaje es hacia las adolescentes, que “si quieren se maquillan, que si quieren se pintan las uñas, que no necesitan mensajes publicitarios para saber cómo vivir”.



En el intertanto volvió a salir Lilian, dándonos a conocer sus nervios frente a la charla, y nos dio datos estadísticos los cuales son:

  • ·         1 de cada dos niñas en Chile siente presión por su imagen
  • ·         40% de las niñas entre 10 y 17 años a dejado de hacer actividades públicas porque nos les gusta cómo se ven.


Después tuvimos un pequeño break para estirar las piernas, la leo jugó, tomar té, café, etc.



Las últimas dos expositoras fue Sofi que tiene un proyecto que se llama “pongamos de moda el amor propio”, en el que ella junto a dos fotógrafas más, hicieron sesiones de fotos a mujeres, otra de hombres y finalmente una mixta, en la cual exponían los “defectos” o las partes que a ellas/os no les gusta, pero de manera positiva, sonriendo, amando su cuerpo, si quieren ver su IG es @amorpropio.



Y finalmente expuso Dianne, quien tiene una academia de danza, pero de danza para liberarse, simplemente expresarse, dejarse llevar, ella dio a conocer también su historia personal, los obstáculos que ha superado y gracias a la danza y explicando a los docentes presentes, que ellos son los encargados de las almas que tiene en su sala, que no hay que marcarlos de manera negativa.




Ya para despedirnos nos tomamos una foto grupal y quedamos pendientes en caso de que se vuelva a realizar una actividad así. 


Las actividades de la Rebelión en Rancagua seguirán, por lo tanto queden atentas y atentos a RRSS.

martes, 23 de abril de 2019

¿Protección al ciberacoso?

 Hace ya un mes me sucedió algo que ni me habría imaginado.


¿Qué sucedió?, pues un tipo X me habla por mi whatsapp, se asegura de que sea quién él se esperaba (me habló por mi sobrenombre) y me manda una foto de su pene, así, de la nada, sin amenazas antes, durante o después, sólo la mandó, y cabe destacar que vive en el mismo pueblo/ciudad que yo.

¿Cómo se supone que una debe reaccionar? Yo sólo borré la imagen, le tiré un par de improperios y disminuyendo además su ego en cuanto al tamaño.

En cuanto a esta situación me encantaría poder aconsejarlas en cuanto que procedimiento se debe hacer, pero en ningún caso conseguí algo oportuno, les comento:

Cuando conseguimos encontrar un par de  datos con mi pareja, fui a poner una constancia a Carabineros (o policía), donde anotaron el número del personaje, el perfil de instagram al cual llegue y el nombre al que conseguimos llegar. Me comentaron desde un principio que no iba a conseguir nada, pero que si yo quería, podían mandarlo a Fiscalía a ver si ellos toman o no el caso, y que se todas maneras se demorarían.

Luego, el mismo día fui al 2° Juzgado de Letras de la ciudad más cercana, tuve que caminar mucho, porque estaba un poco escondido. Llegué al edificio, subí al ascensor, y la chica que me atendió me dijo que no podía llegar yo sola, que son abogados los que mandan las denuncias, que fuera a Asesoría Judicial, estaba “cerca” para una que es más de campo (y fue mala idea, hacía mucho calor), llegué al otro edificio, subí al 9no piso, de ahí me dijeron que ellos no podían tomar ese tipo de casos, que fuese al piso de abajo en la oficina de Mediación Civil, la chica que me atendió me comentó que como no había amenaza no se podía hacer nada, además que no tenía ninguna información confiable para ellos, que debía asegurarme que ése era el número del tipo, que debía saber su dirección para que le llegara la situación, porque ellos lo que podían hacer era sentarnos y que llegáramos a un acuerdo.

ascensor 2° Juzgado de Letras.

Ascensor Mediación Civil y Asesoría Judicial.

Ascensor Mediación Civil y Asesoría Judicial.


Finalmente, al agotar todas mis posibilidades, fui a PDI, justo las personas que estaban en la entrada, eran los que veían el tema al que iba (que tema en específico, no sé), me preguntaron si yo era menor de edad, que si me amenazó, y finalmente me dijeron con toda naturalidad “quizás le gustaste, y te quería conquistar o llamar tu atención, sólo olvídalo”.

Ya rendida, simplemente me fui a la casa de una amiga a ahogar mis penas con comida.

A los días siguientes me llaman de Fiscalía por la denuncia, fui a dar la documentación que poseía y que además a otra chica de otra ciudad le había hecho lo mismo, y me dijeron que quedaría archivada ya que no se podía proceder, lo único que iban poder hacer y que me dijeron que harían era periciar su teléfono en caso de que encontrasen alguna otra información.

Los relatos anteriores intenté que fueran los objetivos posibles, sin dejar en ellos mis sentimientos en cada momento, porque quiero explicarlo todo ahora.

En todos los lugares a los que fui, que en total fueron 6, en todos, tuve que volver a decir lo que me había sucedido, o sea, se juega siempre el papel de re victimización por el que tanto se discute. Es inaceptable que mientras no haya agresión o amenaza no se pueda hacer nada, algún método de castigo debiese haber para que estas situaciones no vuelvan a suceder. Y es inaceptable que se siga naturalizando el pasar por sobre otra persona porque “quizás le gustaste”, ¿dónde queda el consentimiento?, ¿el ser persona del que está del lado a quién le llegó una imagen que no estaba ni esperando, ni pidiendo, ni interesada?, ¿Qué diablos están discutiendo en el senado que no se aprueban cosas tan básicas? 

Y como guinda de la torta, fue unos días antes del día de la mujer. 

viernes, 5 de abril de 2019

Palabras como espejos.

A mi hija, durante los 6 años que tiene, he intentado sacarle los prejuicios que una misma carga con su cuerpo, esa cosa de ser perfectas, de que tenemos que ser delgadas, que queremos cambiar cosas de nuestro cuerpo en vez de amarlo, cuidarlo y respetarlo, y quiero comentarles como me ha ido.

Para comenzar, les quiero mencionar frases que generalmente le digo, o intento generalmente estar reforzándolas:

  • ·         Que fuerte eres!
  • ·         Que increíble!
  • ·         Lo hiciste muy bien!
  • ·         Que inteligente que eres!
  • ·         Ves que si podías hacerlo?
  • ·         Eres maravillosa.
  • ·         Eres tan hermosa


Y cuando estoy molesta por alguna situación intento o alejarme o tratar de cambiar las palabras malas que uno quiere decir a una frase positiva para no marcarla, por ejemplo, yo cuando era pequeña y no me salía alguna tarea me decían “acaso eres tonta?”, por lo tanto, crecí sintiéndome así, pero en vez de decirlo o preguntarlo le digo “tú no eres tonta, eres inteligente, te falta prestar atención a lo que haces, mira aquí, que falta, que se puede mejorar, en tú opinión, ¿lo hiciste bien?” si, así de largo, dejando claro que no es un error, que son cosas que mejorar y fomentando el que ella se dé cuenta, en vez de que necesite a alguien constantemente corrigiéndola. Y obviamente esto le trae repercusiones al como sentirse con ella misma.

Ayer me senté con ella, en un momento muy tranquilo que teníamos ambas y estábamos en el patio, y le pregunté que como se sentía con su cuerpo, y ella no entendía a lo que me refería, me dijo que mal porque le picaban los calcetines, y tuve que insistir que no me refería a eso, que si a ella le gustaba su cuerpo, y me respondió que no, porque cuando caminamos mucho le duelen las piernas, así que tuve que cambiar de táctica y preguntarle si había algo que ella encontrara feo de su cuerpo, si había algo que por eso quisiera cambiar, y me dijo que no, que le gustaba, que no le gustaría cambiar nada, y la verdad, no me esperaba esta respuesta.


Los niños al ir ya al colegio y tener interacción con otras personas, se dan cuenta que la gente no está conforme y va adoptando las mismas posturas, y las niñas a esta edad ya comienzan con sus complejos, por lo que me siento feliz del resultado, de saber que incluso con una persona que sea la que le diga cosas positivas y generándose en ella el adulto significativo, puede generar esa burbuja positiva, y ahora que ya está más grande, trato de que lo replique en sus amigas y amigos.


Las palabras que le decimos a nuestros hijos, son el reflejo de ellos mismos, somos los responsables de que el reflejo sea lleno de amor, cuidado y protección para con ellos. 

lunes, 18 de febrero de 2019

Las pequeñeces no siempre son pequeñeces.


Me he dedicado a ver los comentarios más que lo escribe la prensa al respecto, y los comentarios tanto de machitos con de mujeres son increíblemente duros, machistas. 

Que por qué tanto alaraco, que el alcalde ya dijo que fue un malentendido, e incluso que ella se queja para tener fama.



1.- las que apoyamos el movimiento haremos el alaraco necesario para que este tipo de situaciones y situaciones peores dejen de existir. 2.- él puso su mano por el costado de su cara, en forma de dominación en los movimientos de la cantante. 3.- para los que no la conocen es una gran artista chilena, que ha encantado al público general y sus algunas de sus canciones salen en comedias/telenovelas que incluso ustedes ven.

Este tipo de situaciones deben desaparecer, no hay porque desmerecer el que una chica sea famosa o no quiera hacerlo público, si quiere denunciar o no es cosa de ella, total, ya todos sabemos que las denuncias incluso con posibilidad de muerte no son tomadas en cuenta. 

Algunos otros decían, "hay cosas más importantes como la AFP, el precio de la bencina ..." E incluso fue capaz de decir cosas como "el sueldo de las mujeres" ... Okey, se agradece que se tome todo eso en cuenta, pero si le tomaran realmente el peso, ésto es una cosa que no se debe dejar pasar, y para los otros que velan por el bien común en rrss, pues salga a la calle a marchar, que las mujeres que más involucradas estamos con el bienestar del género, buscamos también un alto a la AFP, que la corrupción deje de existir, y un sinfín de cosas por las que ustedes no son capaces de levantar la raja, pero si quejarse por "noticias basura" vía Internet.

domingo, 27 de enero de 2019

Niñes y educación cristiana.

                                    Resultado de imagen para miedo al mas alla


Existen colegios católicos, en donde gran parte de la tarea de las educadoras de los cursos de transición y primer ciclo básico es enseñar o tener un tiempo exclusivo para hablar de “religión”, en dónde claro, yo les puedo hablar del catolicismo. Y cuál es, según yo, el objetivo?.
Crear miedo, se les habla a los pequeñes desde muy temprana edad del cielo y el infierno, de que deben ser “niños y niñas buenas para ir al cielo”, que el cielo es el paraíso, que es lo máximo a lo que se puede aspirar, y que si no, se irán al infierno, un lugar lúgubre, lleno de fuego por todas partes, caluroso, con gritos… es la imagen con la que siempre lo representan incluso en dibujos animados.

Y con todo el discurso anterior se les mete un miedo irracional a los infantes con algo que nadie está 100% seguro de que existe, se les entrega un estrés innecesario para sus vidas y se les entregan modelos a seguir o moldes de los que no se pueden salir (y en la que nuestra política también está encasillada)

Se les enseñan canciones de alabanza, mientras en los recreos escuchan reggaetón, se les enseña a amar al resto pero a la vez se les discrimina por una infinidad de características distintas de cada uno, se les enseña  el respeto pero también que el fin justifica los medios en un sistema tan competitivo. Entonces, de qué estamos hablando?.

No estoy en contra de la religión, no la practico, pero a veces, y muchas veces, siento que tengo más moral que aquellos que la llevan a cabo… el otro día me dijeron “es que la moralidad está distorsionada” y pues claro, con todos los ejemplos anteriores y además basándose en el miedo, quién no hace cortocircuito?


Los invito a no criar en una moralidad basada en el miedo, al otro ser se le respeta por ser, por existir, no porque de esa manera irás al cielo. Hay que ser solidarios con el prójimo, porque existe y siente, hay que ser empáticos con el resto, porque no todo vivimos las mismas realidades… esto les puede generar mayor lógica que por simplemente ir al cielo, que por lo demás, es un objetivo bastante egoísta para actuar. 

[Reseña] Lulú dice basta.

                                              Hace unos días, tuve la fortuna (y suerte también) de conseguir una edición ebook de ...