viernes, 5 de abril de 2019

Palabras como espejos.

A mi hija, durante los 6 años que tiene, he intentado sacarle los prejuicios que una misma carga con su cuerpo, esa cosa de ser perfectas, de que tenemos que ser delgadas, que queremos cambiar cosas de nuestro cuerpo en vez de amarlo, cuidarlo y respetarlo, y quiero comentarles como me ha ido.

Para comenzar, les quiero mencionar frases que generalmente le digo, o intento generalmente estar reforzándolas:

  • ·         Que fuerte eres!
  • ·         Que increíble!
  • ·         Lo hiciste muy bien!
  • ·         Que inteligente que eres!
  • ·         Ves que si podías hacerlo?
  • ·         Eres maravillosa.
  • ·         Eres tan hermosa


Y cuando estoy molesta por alguna situación intento o alejarme o tratar de cambiar las palabras malas que uno quiere decir a una frase positiva para no marcarla, por ejemplo, yo cuando era pequeña y no me salía alguna tarea me decían “acaso eres tonta?”, por lo tanto, crecí sintiéndome así, pero en vez de decirlo o preguntarlo le digo “tú no eres tonta, eres inteligente, te falta prestar atención a lo que haces, mira aquí, que falta, que se puede mejorar, en tú opinión, ¿lo hiciste bien?” si, así de largo, dejando claro que no es un error, que son cosas que mejorar y fomentando el que ella se dé cuenta, en vez de que necesite a alguien constantemente corrigiéndola. Y obviamente esto le trae repercusiones al como sentirse con ella misma.

Ayer me senté con ella, en un momento muy tranquilo que teníamos ambas y estábamos en el patio, y le pregunté que como se sentía con su cuerpo, y ella no entendía a lo que me refería, me dijo que mal porque le picaban los calcetines, y tuve que insistir que no me refería a eso, que si a ella le gustaba su cuerpo, y me respondió que no, porque cuando caminamos mucho le duelen las piernas, así que tuve que cambiar de táctica y preguntarle si había algo que ella encontrara feo de su cuerpo, si había algo que por eso quisiera cambiar, y me dijo que no, que le gustaba, que no le gustaría cambiar nada, y la verdad, no me esperaba esta respuesta.


Los niños al ir ya al colegio y tener interacción con otras personas, se dan cuenta que la gente no está conforme y va adoptando las mismas posturas, y las niñas a esta edad ya comienzan con sus complejos, por lo que me siento feliz del resultado, de saber que incluso con una persona que sea la que le diga cosas positivas y generándose en ella el adulto significativo, puede generar esa burbuja positiva, y ahora que ya está más grande, trato de que lo replique en sus amigas y amigos.


Las palabras que le decimos a nuestros hijos, son el reflejo de ellos mismos, somos los responsables de que el reflejo sea lleno de amor, cuidado y protección para con ellos. 

lunes, 18 de febrero de 2019

Las pequeñeces no siempre son pequeñeces.


Me he dedicado a ver los comentarios más que lo escribe la prensa al respecto, y los comentarios tanto de machitos con de mujeres son increíblemente duros, machistas. 

Que por qué tanto alaraco, que el alcalde ya dijo que fue un malentendido, e incluso que ella se queja para tener fama.



1.- las que apoyamos el movimiento haremos el alaraco necesario para que este tipo de situaciones y situaciones peores dejen de existir. 2.- él puso su mano por el costado de su cara, en forma de dominación en los movimientos de la cantante. 3.- para los que no la conocen es una gran artista chilena, que ha encantado al público general y sus algunas de sus canciones salen en comedias/telenovelas que incluso ustedes ven.

Este tipo de situaciones deben desaparecer, no hay porque desmerecer el que una chica sea famosa o no quiera hacerlo público, si quiere denunciar o no es cosa de ella, total, ya todos sabemos que las denuncias incluso con posibilidad de muerte no son tomadas en cuenta. 

Algunos otros decían, "hay cosas más importantes como la AFP, el precio de la bencina ..." E incluso fue capaz de decir cosas como "el sueldo de las mujeres" ... Okey, se agradece que se tome todo eso en cuenta, pero si le tomaran realmente el peso, ésto es una cosa que no se debe dejar pasar, y para los otros que velan por el bien común en rrss, pues salga a la calle a marchar, que las mujeres que más involucradas estamos con el bienestar del género, buscamos también un alto a la AFP, que la corrupción deje de existir, y un sinfín de cosas por las que ustedes no son capaces de levantar la raja, pero si quejarse por "noticias basura" vía Internet.

domingo, 27 de enero de 2019

Niñes y educación cristiana.

                                    Resultado de imagen para miedo al mas alla


Existen colegios católicos, en donde gran parte de la tarea de las educadoras de los cursos de transición y primer ciclo básico es enseñar o tener un tiempo exclusivo para hablar de “religión”, en dónde claro, yo les puedo hablar del catolicismo. Y cuál es, según yo, el objetivo?.
Crear miedo, se les habla a los pequeñes desde muy temprana edad del cielo y el infierno, de que deben ser “niños y niñas buenas para ir al cielo”, que el cielo es el paraíso, que es lo máximo a lo que se puede aspirar, y que si no, se irán al infierno, un lugar lúgubre, lleno de fuego por todas partes, caluroso, con gritos… es la imagen con la que siempre lo representan incluso en dibujos animados.

Y con todo el discurso anterior se les mete un miedo irracional a los infantes con algo que nadie está 100% seguro de que existe, se les entrega un estrés innecesario para sus vidas y se les entregan modelos a seguir o moldes de los que no se pueden salir (y en la que nuestra política también está encasillada)

Se les enseñan canciones de alabanza, mientras en los recreos escuchan reggaetón, se les enseña a amar al resto pero a la vez se les discrimina por una infinidad de características distintas de cada uno, se les enseña  el respeto pero también que el fin justifica los medios en un sistema tan competitivo. Entonces, de qué estamos hablando?.

No estoy en contra de la religión, no la practico, pero a veces, y muchas veces, siento que tengo más moral que aquellos que la llevan a cabo… el otro día me dijeron “es que la moralidad está distorsionada” y pues claro, con todos los ejemplos anteriores y además basándose en el miedo, quién no hace cortocircuito?


Los invito a no criar en una moralidad basada en el miedo, al otro ser se le respeta por ser, por existir, no porque de esa manera irás al cielo. Hay que ser solidarios con el prójimo, porque existe y siente, hay que ser empáticos con el resto, porque no todo vivimos las mismas realidades… esto les puede generar mayor lógica que por simplemente ir al cielo, que por lo demás, es un objetivo bastante egoísta para actuar. 

domingo, 13 de enero de 2019

¿La ignorancia es felicidad?

Esto a parecer es la que la mayoría de la gente y sobre todo, madres y padres creen que es lo mejor para sus hijas; no estoy diciendo que este mal o no, yo no vengo a criticar la forma de crianza de nadie, pero espero lo mismo hacia mí como madre. Se preguntarán a qué va esto, pues les contaré desde el principio.

Hace unos días decidí eliminar la cuenta de IG del blog, debido a que siento que las cosas que escribo aquí son tanto interesantes como divertidas, y siento que es bueno que llegue a más gente, y bueno, tengo más seguidores en mi cuenta personal, por lo que deje ambas en esta. Estuve un día completo re-subiendo las fotos del IG del blog a mi IG personal, y bueno, entre ellas iban las fotos de la marcha en contra de la violencia hacia la mujer a la que asistimos con mi hija; en ella me publica una persona (que considero m amiga) y me dice “antes de eso que juegue tu hija para todo existe una edad” y yo respondo “juega, y mucho, pasa en el patio, corriendo, escalando árboles y todo… pero sabe la vulnerabilidad que vive sólo por ser una niña, y lo vive día a día… En el colegio, en la familia… donde sea, así que tiene también un criterio y opinión bastante firmes”

Si, sólo tiene seis años, pero la edad que sea que tenga, no es tonta, ella entiende lo que pasa a su alrededor, y le he enseñado las cosas tal cual son; que es una vagina, que es un pene, que es el sexo, una violación, el género, que hay personas trans, homosexuales, que nadie es igual y hay un montón de gustos distintos, que hay personas buenas y malas, que es el femicidio; pero tal cual sabe que es todo esto, sabe que es cuidar el medio ambiente, sabe cuidar de los animales, recoger la mesa, ordenar su pieza, lavar la loza, colgar la ropa, armar y desarmar juguetes, armar legos, tener imaginación, dibujar, pintar, escalar, correr, andar en bicicleta, andar en patines y un sinfín de cosas.





La he criado de la manera más holística que puedo, ya que yo tuve una crianza completamente distinta, y quiero para ella algo diferente, quiero que sepa diferenciar, que ella se cree sus propios criterios, que pueda contar conmigo para lo que sea, pero a la vez que sepa que soy su mamá y que me debe respetar, y si, lo he conseguido y con creces!, la mayoría de las personas que la conocen se impresionan de la comunicación que tenemos, de que tiene opiniones súper fuertes y contundentes en contenido, y es porque también está en medio cuando hablamos con mis amigas, porque también tuvo que ir a clases conmigo muchas veces, y ha crecido en un ambiente lleno de riqueza cultural (a esto voy a que ha estado expuesta a diferentes circunstancias) y lo más importante es que si tu le preguntas ¿eres feliz?, ella te dirá que sí… no por cumplir, sino porque realmente es así, yo se lo pregunto y le pregunto qué cosas mejorar, que cambiar, y así vamos creciendo ambas.

domingo, 16 de diciembre de 2018

Frágil Memoria.

Vivo en un ambiente que por más que se diga feminista, es completamente machista, xenofóbico...

Hablan en la mesa de un montón de temas dolorosos para mucho con la mayor soltura del mundo "que los emigrantes pa que vienen si después se quejan en las condiciones en las que están, que para que mejor no se van"; siempre tirando chistes machistas; que cuando hablo de que los políticos/militares están matando sindicalistas me apuntan y me hacen callar "no te metas ahí, no es tu lugar" y cuando hablan de violaciones dicen "se lo buscó", "para qué fue ahí entonces?", "Cómo cae en ese tipo de discurso"...

Se les olvida que viven con una niña violada, manoseada, besuqueada, golpeada, violentada de todo tipo... Y que el dolor de estas experiencias no se olvidan, que me dan ganas de llorar de impotencia por como hablan de mujeres, hombres, niñas, niños, niñes violados ...

cr: a quién corresponda,

viernes, 23 de noviembre de 2018

MACHISMO LATENTE

El pasado día jueves 22 de noviembre, en Rancagua; y en realidad a lo largo del país se realizaron marchas en contra la violencia hacia la mujer, la cual, me siento orgullosa, ya que es la primera marcha a la que asisto (y que sea así bacán) y lo mejor, es que llevé a la monita conmigo, y fue todo un proceso muy divertido, es más, el día completo fue muy divertido, comenzaré desde la mañana.


En la mañana, monita tenía clases, pero estaban con la “semana del párvulo” por lo que todos los días tenían actividades distintas, el jueves les tocó “pijama party”; cuando la fui a buscar tenía las uñas pintadas y me decía: “mamá, los niños pequeños hicieron un desastre con el rompecabezas” (ella llevó para uno de los rincones) y yo, en mi mente pensaba “”tiene un gran desastre en su pieza y ni se digna a ordenar””. Pero bueno, ella estaba feliz porque tenía sus uñas rosas y ella se las había pintado.


Llegamos a casa y fue un caos, teníamos que salir con la moni a las 14:00, llegamos a casa 13:50, mi mamá sale en cuanto llegamos, 13:15 llega mi hermano; mi mamá aún no llegaba, la leo se cambió de ropa, yo jugué con mi hermano, la mona veía vídeos en el celular (mientras se cargaba), 14:40 y mi mamá llega a casa; al menos ella nos llevó a Rancagua y llegamos con mucho tiempo de anticipación, ya que íbamos al cine a ver Wifi Ralph y la función comenzaba a las 15:20; pasamos la compra online de las entradas, compramos cosas para comer, y esperamos a que nos avisaran para poder entrar. La peli estuvo buena, no tan movida como la primera, pero movida y deja una maravillosa enseñanza.


Cuando terminó, fuimos al IP a preparar el cartel para la marcha, cabe destacar que la monita decidió que poner en él y lo escribió.




Cuando llegamos a la plaza, le mostró a todo el mundo (TODO EL MUNDO!) su cartel, después repartió globos, después se quiso meter a la pérgola ya que dentro estaba un amigo mío jugando con otros lolos. Después empezamos la marcha, y todo tranquilo, gritábamos las consignas, caminábamos sin preocupación, habían muchas niñas, niños, niñes.



Pero bueno, a qué va el título?, a que muchos se jactan de que las mujeres ya estamos en condiciones de igualdad, de que podemos trabajar y decidir sobre nosotras, pero hay algo por lo que estamos luchando hace mucho y aún no lo tenemos, que es la seguridad de poder andar en la calle, y si, esto lo vivimos en carne propia en la marcha; un tipo “x” empieza a molestar a una de las chicas que lideraba, no conseguí escuchar que le dijo, pero ella se defendió, obvio. Pero hubo otro momento que fue el que a mí me impactó, estábamos detenidas frente a carabineros por lo sucedido con nuestro hermano Camilo Catrillanca, y pasa un caballero, de los que vende helado, y nos dice apuntándonos a todas “a todas estas hueonas hay que matarlas, con una ametralladora o tirarles una bomba, así me deshago de ustedes!”, si, esas palabras tan bonitas y con nada de violencia lo dijo apuntando a señoras de las tercera edad, a adultas, a niñas/os… así que ahora no me vengan que tenemos igualdad.




Pero aparte de este atentado que vivimos en la marcha, hay una violencia constante en las calles, donde te miran como un pedazo de carne, como mercancía, un algo al cual pueden criticar, un algo que debe verse como ellos quieren, actuar como ellos quieren…


SI, SEGUIMOS EN VOLENCIAS CONSTANTES, VIVIMOS EN UN MACHISMO LATENTE. 

jueves, 18 de octubre de 2018

[REFLEXIÓN] Sexualidad y placeres femeninos

Unos días atrás estaba viendo un documental en Netflix, en el cual durante un rango de 20 a 30 minutos te explican alguna problemática social, entre ellas: El orgasmo femenino. Algunos de ustedes se preguntarán, ¿cómo podría ser eso una problemática?, pues si, lo es, y no sólo centrándonos en esta temática, sino en la sexualidad y placeres femeninos.

Durante mis años de adolescencia, en donde crecí con un machismo arraigado (llegaría ese príncipe azul en su corcel a rescatarme, que el hombre va primero, que yo por ser mujer no podría estudiar ciertas cosas, que me tenia que sentar como señorita, que las niñas no dicen groserías, que no se masturban, no ven porno, no andan de putas, entre otros discursos), por lo tanto, de placer propio, que podía ejercer yo sobre mi cuerpo no sabía, conocí mi cuerpo gracias a otros, (si, otros, y esto no me hace más o menos mujer, así que chicas, relax) lo que yo empecé a averiguar sólo se centraba en el placer que una le podía entregar al hombre (porque además, hablar de parejas homosexuales, imposible) o de mitos, como el famoso en aquellos años, Punto G, el cual hey!, misteriosamente nadie a encontrado. 

Y ahora, que tengo a mi hija, y estaba viendo este documental junto a ella (aunque ella estaba jugando, y no sabe de inglés) igual me hizo pensar si en verlo después, sola, o verlo con ella y sólo vea las imágenes (siendo algunas bastante explícitas), pero pensé: "le he hablado de menstruación, le he hablado de la vagina, del pene, sólo no le había comentado como ambos hacen la suma para el resultado de una bendición, y claro, tampoco del placer que algunas (no todas) experimentan al tener relaciones sexuales, el llegar al coito y menos el masturbarse; pero verlo, quizás le surgieran dudas y me las podría hacer, ese sería el momento perfecto para seguir despojándome de mis tabús para educarla a ella en cuanto a sexualidad. Resultado del documental: mi hija "playa" estirada en la alfombra viendo la tv sin saber de que hablaban pero viendo imágenes bastante sugerentes y sin preguntas al final.


Documental: En pocas palabras.


De todas maneras, las consultas no tardaron mucho en llegar, pero no en un momento en el cual estaba tan preparada, aunque me siento orgullosa de como lo abarqué: contexto, en el zoológico en un viaje de su curso, pasábamos (solas, esperando que terminaran todos de salir de la muestra de arácnidos) frente a las jaulas de los pájaros, dónde ambos empezaron a tener sexo; mi hija me pregunta: ¿mamá, qué están haciendo?, y yo respondí: están teniendo sexo, te acurdas que el pene tiene el esperma con espermatozoides?, te acuerdas que las hembras o las mujeres tienen el óvulo?, y que el óvulo tiene que ser fecundado por un espermatozoide para que se forme un bebé? - ella a todas estas preguntas me dice que si - y aquí es la parte en si que todos evitan, el como... (y continué) entonces para que el espermatozoide que esta en el pene del hombre llegue al ovulo que esta dentro de la mujer, el pene tiene que entrar en la vagina de la mujer, a eso se le llama tener sexo, y en ellos también se genera placer tanto en la hembra como en el macho. Y como era de esperar, ya que ella no tiene inculcada una cultura de tabús y morbo por el cuerpo, esta respuesta le pareció completa y normal (que lo es, pero debemos tener en cuenta que hay padres que son bastante recatados a la hora de explicar algo así).

No tengo fotos de cuando estábamos viendo a los pájaros, pero tengo esta belleza <3


Mi objetivo de crianza sin tabús sexuales, es que ella pueda disfrutar de su sexualidad en base a si misma, a sus conocimientos empíricos de si misma, tocándose, masturbándose, disfrutándose; yo empece a conocer y disfrutar de esto ya de grande, ya después de tenerla, antes de todo esto igual me sentía sucia, que estaba haciendo algo malo, siendo que no es así. Quiero que ella no tenga en su mente que por estar con varios es una puta o por decidir estar sola es una mojigata o que por estar con alguien de su mismo sexo será catalogada como alguien anormal. Quiero que ella tenga todas las posibilidades para disfrutar de lo que ella quiera sin tener que preocuparse por lo que digan los demás, sin tener que pensar que está mal, y mi única condición será siempre, con condón, y alejarse de la gente que es susceptible a dañarla.

Palabras como espejos.

A mi hija, durante los 6 años que tiene, he intentado sacarle los prejuicios que una misma carga con su cuerpo, esa cosa de ser perfectas,...