miércoles, 15 de mayo de 2019

Desmotivaciones en la crianza.

Creo que alguna publicación de este tipo no he hecho, pero, ha llegado el momento.

Con mi hija siempre hablo, somos muy cercanas, y cuando hay algo que no me quiere comentar porque quizás sabe que no me gusta, intento guiar la conversación a la confianza, o sea, le digo que no me enojaré, que si me molesto intentaré decirle mi punto de vista y mis argumentos, y así ella accede, y vamos... que las cosas son tipo “canto esta canción a veces, pero sé que no te gusta, lo siento”, por lo tanto, cosas terribles no son. Y bueno, en una conversación ella me comenta que hay una niña que le levanta el dedo de en medio, que no la deja jugar, y que ella es amiga de otros niños que se dedican a molestar al resto, o sea, bullys.

Pero, dentro de esto que es muy malo, ella me contó que este grupito molesta a otro niño, que le cuestan un poco más las cosas, y mi hija se mete en medio para defenderlo, ella me comentaba que la empujaban que le decían que ella no existía, en fin, puras cosas para hacerla sentir mal; pero ella se mantiene firme en proteger a los más débiles.

Y aparte también me comentó otras cosas, como que ella siempre saludaba a las y los profesores cuando llegaban a la sala, y muchos le agradecían porque no todos saludan, que tiene aparte igual muchos amigos, porque a ella no le gusta ser delicada, que es de las que mantiene silencio y le molesta que hagan ruido sus compañeros cuando están en clases porque no se puede concentrar… o sea, para mi es perfecta.

Pero me enoja muchísimo que todo lo bueno que lo puede estar pasando en su nuevo colegio, se opaque por niños y niñas que la molestan, que le tienen sobre nombres, que la empujan, que la insultan, entonces aquí nace mi desanimo, ¿para qué esforzarme tanto en criar con valores, con moral, con amor y respeto hacia ella y el prójimo… si el prójimo la trata como la mierda?, yo creo que cualquiera se desanimaría.

Aunque quizás, habría que buscar otros métodos… primero le dije a mi hija que les respondiera, con palabras claro, que a ella no le afecta, que pierden su tiempo, que a la niñita se le va a caer el dedo si sigue usándolo tanto para cosas malas; por otra parte la motivé a seguir defendiendo a los demás, que siempre hay que luchar por los principios; y finalmente, ahora le estoy buscando una escuela de karate para que se pueda defender.

Moraleja:
  • Incitar a nuestros niños y a nuestras niñas a ser valientes, a ser fuertes y luchar por un bienestar social.
  • Criar a nuestros hijos en base al amor, al respeto, al cuidado, a la protección.
  • Darles amor, darles sus tiempos, guiarlos en cuanto a tener una estabilidad e inteligencia emocional.
  • Respetarlos, hablarles, escucharlos y aconsejarlos.


PD: no dejen que sus hijos sean bullys, construyamos entre todos una sociedad mejor, y ellos son la clave.

Cada actividad que realices con tu hija/o, tiene que ser enriquecedora en su relación.


viernes, 10 de mayo de 2019

Primera charla de La Rebelión Del Cuerpo.

Durante mucho tiempo, que he tenido muchas ganas de poder participar en algo de esta fundación, pero claro, no se había dado la posibilidad, ya que generalmente los encuentros más cercanos eran en Santiago, y eso igual implica un costo mucho mayor para poder ir.

Dado que esta vez era mucho más cerca, opté por ir, además que me serviría para ponerme en contacto con la coordinadora y necesito tenerla entre mis contactos. Y obvio, fui con mi hija, supongo que eso era de esperarse.

Se comenzó por presentar un vídeo en donde se decían frases típicas entre mujeres para denigrarnos entre nosotras. Luego continuó Karen, quién habló “espejito, espejito”, el cuál básicamente habla de la importancia en la sociedad la imagen de cada una, basándose en una vivencia personal para poder dar cuenta de esto, invitándonos a que el espejito, espejito, seamos nosotras mismas, que seamos capaces de reconocer nuestros elementos positivos.



Para dar pasó a la siguiente expositora, salió Lilian a comentar sobre la gran experiencia que hizo que su autoestima se desmoronara,  que fue debido al comentario de un pololo de aquellos años, y su pareja de ahora la motivó a salir de ahí, y su gran fuerza, fue el querer compartir más momentos para disfrutar con su hijo pequeño.

La segunda expositora es Verónica, quien preparó una presentación basada en su historia, que creció en los 70’. En primera instancia nos mostró su familia, y siguiente a esto nos comentó sus mandatos durante su crecimiento, el primero “las niñas no tienen pelo”, y comenzó a depilarse, luego “conozco el blondor y el agua oxigenada”, o sea, aclarar los pelos en vez de depilarlos, después “descubro la cera de depilación”, las niñas no pueden tener pelos en la piel, y claro, una se somete a lo que sea, ¿no?; en la primera rebelión “fuera el blondor, fuera el sostén”, se atreve a decolorar sólo en verano las piernas, pero, después llega “el arte de ocultar”, debido al contexto social, prefiere simplemente ocular durante todos sus años de carrera, continuamente “empiezo a elegir”, donde ya en su primer trabajo, haciendo lo que le gusta, se atreve a usar minifalda, y llegamos a “una revista para mujeres, pero no para todas las mujeres”, al necesitar un trabajo permanente, entra a una revista donde las publicaciones de la misma son las típicas que una lee, donde te denigran en vez de empoderarte como pretenden hacerlo, y llegamos a “mi rebelión” donde ella hace lo que quiere. Y su mensaje es hacia las adolescentes, que “si quieren se maquillan, que si quieren se pintan las uñas, que no necesitan mensajes publicitarios para saber cómo vivir”.



En el intertanto volvió a salir Lilian, dándonos a conocer sus nervios frente a la charla, y nos dio datos estadísticos los cuales son:

  • ·         1 de cada dos niñas en Chile siente presión por su imagen
  • ·         40% de las niñas entre 10 y 17 años a dejado de hacer actividades públicas porque nos les gusta cómo se ven.


Después tuvimos un pequeño break para estirar las piernas, la leo jugó, tomar té, café, etc.



Las últimas dos expositoras fue Sofi que tiene un proyecto que se llama “pongamos de moda el amor propio”, en el que ella junto a dos fotógrafas más, hicieron sesiones de fotos a mujeres, otra de hombres y finalmente una mixta, en la cual exponían los “defectos” o las partes que a ellas/os no les gusta, pero de manera positiva, sonriendo, amando su cuerpo, si quieren ver su IG es @amorpropio.



Y finalmente expuso Dianne, quien tiene una academia de danza, pero de danza para liberarse, simplemente expresarse, dejarse llevar, ella dio a conocer también su historia personal, los obstáculos que ha superado y gracias a la danza y explicando a los docentes presentes, que ellos son los encargados de las almas que tiene en su sala, que no hay que marcarlos de manera negativa.




Ya para despedirnos nos tomamos una foto grupal y quedamos pendientes en caso de que se vuelva a realizar una actividad así. 


Las actividades de la Rebelión en Rancagua seguirán, por lo tanto queden atentas y atentos a RRSS.

[Reseña] Lulú dice basta.

                                              Hace unos días, tuve la fortuna (y suerte también) de conseguir una edición ebook de ...